Vibradores: para qué sirven y cómo utilizarlos correctamente

Cuando hablamos de juguetes sexuales, lo primero que se nos viene a la mente, son los conocidos vibradores. Esto tiene una razón de ser, y es simple, los vibradores son prácticos y fáciles de utilizar. Además, con el tiempo han logrado formar parte de la cultura popular debido a su gran cantidad de apariciones en libros, películas y series de televisión.

vibradores
vibradores

Para que entremos un poco más en el tema, conozcamos qué es exactamente un vibrador. Según Wikipedia, un vibrador “es un complemento sexual que se utiliza durante la masturbación y las relaciones sexuales”. Como su nombre lo indica, este aparato genera vibraciones que, al entrar en contacto con algún órgano genital, crea estímulos sexuales que ayudarán a vivir una experiencia más placentera durante el acto sexual.

¿Y quién puede utilizar un vibrador? ¿Son sólo para mujeres? Definitivamente no. A pesar de que, en un comienzo los vibradores fueron creados exclusivamente para el placer de la mujer, actualmente existen diferentes tipos de ellos que están destinados a diferentes zonas erógenas, y que también pueden favorecer a los hombres. Por otra parte, los vibradores pueden ser utilizados tanto en la masturbación, como durante las relaciones sexuales en pareja. Aunque no lo creas, utilizar esta herramienta influirá de forma positiva a tu relación en pareja, creando sensaciones únicas.

 

¿Qué tipos de vibradores existen?

La variedad en cuanto a tamaño, apariencia, materiales, y otras características, que hay de vibradores en el mercado, es realmente extensa. Tu elección al comprar un vibrador adecuado para ti, dependerá de todos esos aspectos. Ya que es muy importante que el objeto que vayas a adquirir sea de tu agrado, especialmente tomando en cuenta tu comodidad.

Es muy probable que los vibradores que hayas visto tengan forma de pene, no obstante, no todos son iguales. De hecho, ese es sólo uno de los tipos de vibradores que existen y tienen como finalidad la estimulación de una zona en específico. Así que conozcamos más a fondo el resto de ellos y para qué sirve cada uno.

  • Vibrador vaginal: es el que nombramos anteriormente. Son los más comunes y tienen una forma alargada que se asemeja al órgano sexual masculino. Se utiliza mediante la penetración vaginal.
Vibradores Vaginales
Vibradores Vaginales
  • Vibrador anal: su forma se asemeja a la de los vibradores vaginales, pero tienden a ser un poco más gruesos. Están ideados para la penetración anal, por lo cual, pueden ser utilizados por personas de cualquier sexo.
Vibradores anales
Vibradores  anal
  • Vibrador de clítoris: este es muy pequeño y su apariencia es completamente distinta a los anteriores. Son utilizados para estimular el clítoris y pueden ayudar a las mujeres a llegar al orgasmo más fácilmente.
Vibradores Clitroris
Vibradores Clitroris
  • Vibrador para el Punto G: al igual que los vaginales, se utilizan penetrando la vagina. Su característica visual más llamativa, y la que lo diferencia de los otros, es la forma doblada de la punta. Esta característica es lo que permite hacer contacto con el Punto G de la mujer.
Vibradores Punto G
Vibradores Punto G

Piensa muy bien en los resultados que estás buscando y asegúrate de seleccionar el vibrador que más se apegue a tus necesidades. Ten en cuenta que este aparato será de gran ayuda para tu vida sexual, por esta razón, es necesario que le des los cuidados necesarios para su preservación, además de que saber utilizarlo como es debido, traerá mejores resultados y te evitará posibles daños o malas experiencias.

 

¿Cómo asegurarme de que estoy utilizando mi vibrador adecuadamente?

Aunque parezca simple, utilizar un vibrador responsablemente lleva una serie de cuidados y pautas que, si las cumplimos, nuestra experiencia podría ser mucho más grata. Presta mucha atención a estas recomendaciones.

  • Primero que nada, los vibradores son una herramienta íntima. Utilizarlo en pareja es completamente válido, siempre que se tomen medidas preventivas de higiene. No está de más mencionar que, adquirir uno usado sería una pésima idea.
  • Mantener la higiene es indispensable. Intenta lavarlo con agua caliente antes y después de cada uso.
  • Es recomendable que utilices lubricante cuando vayas a utilizar un vibrador que requiera penetración (tanto vaginal como anal). De lo contrario, tu piel se puede irritar o tener otros efectos dañinos.
  • No lo utilices si tienes irritación, inflamación o alguna infección latente en el área. Soluciona primero el problema y luego opta por utilizar el vibrador.

Tienda Sex Shop Costa Rica

Anuncios

Tienda Erótica Costa Rica PRECIO DE VIBRADOR

Tienda Erótica Puntarenas
 
 
PRECIO DE VIBRADOR
La calidad cuesta. Esta conocida frase es muy adecuada aquí –  los accesorios bien hechos no son los más baratos en el mercado. Alta calidad, comodidad y seguridad simplemente tienen su precio. La vida sexual es una parte importante de la vida, así que no hay que ahorrar en ella.   No vale la pena arriesgar y comprar un vibrador más barato que sea incómodo o que ponga en peligro la salud – seguro que estás de acuerdo conmigo.
Sin embargo, comprar el vibrador no equivale a gastar todo el dinero 🙂 Si eres una persona que empieza con los vibradores, tenemos un pequeño consejo para ti – no compres los juguetes más caros. Empieza por buscar, probar y, una vez hecho esto, decide qué tipo de estimulación  te gusta más. Por suerte, en nuestra tienda encontrarás también los accesorios por los precios asequibles.
Para empezar, recomendamos especialmente los productos de una marca sueca Tickler y de alemán Fun Factory – sus accesorios están fabricados de los materiales de buena calidad y seguros, además son funcionales y maravillosamente diseñados.
Si no estás seguro que tamaño será adecuado para ti, empieza por los vibradores pequeños que son manejables y discretos. Algunos de ellos, como por ejemplo Lelo Mia que parece una barra de labios, pueden ser guardados simplemente en la bolsa. Además, los vibradores pequeños suelen ser más universales – es más fácil estimular los pezones, muslos, estómago y otras zonas erógenas, hay muchas posibilidades.
Si piensas en comprarte uno de los juguetes pequeños, te recomendamos que leas nuestro texto Un vibrador para una mujer joven.